PULPO CON ESCALONIAS CONFITADAS, MOUSSE DE AGUACATE Y PIMIENTA ROSA

Ingredientes para 4 personas:
2 patas grandes de pulpo cocida
4 escalonias
Cebollino
Aceite de oliva
Sal negra
Para la mousse de aguacate:
1 aguacate
Zumo de medio limón
200 ml de nata líquida
Cilantro
Sal
Pimienta
2 hojas de gelatina
Preparación:
Primero de todo haremos la mousse de aguacate ya que tiene que estar como mínimo 3 horas a la nevera.
Pondremos a hidratar las dos hojas de gelatina en agua fría.
Cogeremos el aguacate y lo cortaremos por la mitad, lo giramos ligeramente y le sacamos el hueso. A continuación lo pelamos y lo cortamos a trocitos pequeños y lo ponemos en la batidora.
Añadiremos el zumo de medio limón, el cilantro picado, sal, pimienta y un poquito de nata líquida, lo trituramos bien hasta que quede bien fino. Lo ponemos en un bol y lo reservamos.
En un cazo a fuego lento ponemos 3 cucharadas de nata líquida, añadimos la gelatina escurrida y lo vamos removiendo bien hasta que se deshaga la gelatina. Retiramos del fuego y añadimos una cucharada de la mousse de aguacate y volvemos a remover. Incorporamos en esta mezcla el resto de la mousse.
El resto de la nata la montamos ligeramente y la vamos incorporando con suavidad a la mousse con movimientos envolventes. Reservamos en la nevera durante 3 horas como mínimo.
Pelaremos las escalonias y las confitaremos enteras con aceite de oliva hasta que estén hechas. Las dejamos enfriar en el mismo aceite y a continuación las ponemos en un plato.
Cortamos las patas del pulpo, las marcamos en una paella con aceite por todos los lados.
Finalmente montaremos el plato, con un pincel haremos una pincelada con la mousse de aguacate, después iremos colocando una pata de pulpo, unas escalonias y con una cuchara haremos una quenelle con la mousse y la colocaremos al lado de las escalonias. Finalmente pondremos encima de las patas del pulpo sal negra y decoraremos el plato con cebollino picado y unos granos de pimienta rosa.



ENSALADA DE RÚCULA, PULPO, CHAMPIÑONES Y VINAGRETA DE SOBRASADA DE MIEL

 

Ingredientes para 4 personas:

200 gr de ruca
400 gr de patas de pulpo cocido
Un puñado de piñones
Sal
Aceite de oliva

Para la vinagreta:
20 gr de sobrasada
20 gr de miel
15 ml de vinagre balsámico
35 ml de aceite de oliva

Preparación:

Cortamos en rodajas las patas del pulpo cocido y las marcamos en una plancha o en una paella con un poco de aceite. Una vez las tengamos, las retiramos y le ponemos sal y un chorrito de aceite.

En una paella caliente, salteamos los piñones hasta que estén dorados.

Para la vinagreta:

Calentamos la miel para romper la cristalización. En un paella, deshacemos la sobrasada. En un vaso de túrmix mezclamos el aceite, el vinagre, la miel y la sobrasada; es para servirla al momento y un poco tebia.

Emplataremos, poniendo una cama de rúcula limpia y seca, encima ponemos el pulpo, los champiñones laminados y los piñones. Aliñaremos con la vinagreta de sobrasada y miel.




PULPO A LA GALLEGA

 

Ingredientes:
1 pulpo bien fresco y grande
4 patatas
Pimentón rojo picante o dulce
Sal
Sal maldon
Oli
Preparación:
El pulpo siempre lo tengo congelado previamente. No lo compro fresco y lo cocino el mismo día, así quedará más tierno.
Llenaremos una olla con agua y sal y cuando hierva pondremos el pulpo, lo sacaremos 3 veces, una vez lo hayamos hecho lo dejamos entre unos 35-40 minutos que vaya hirviendo. Lo mejor es pincharlo para saber si está blando, si aún no lo está lo dejaremos unos minutos más siempre controlando si ya está hecho o no.
Una vez esté lo sacaremos y lo reservaremos.
En otra olla pelaremos las patatas y las pondremos a hervir con un poco de sal unos 20 minutos dependerá de la medida de las patatas. Una ves estén las laminaremos.
A continuación cortaremos a trozos el pulpo con las tijeras. Cogeremos una paella y pondremos un poco de aceite, freiremos ligeramente el pulpo, no nos tiene que quedar tostado. Lo reservaremos.
Emplataremos, poniendo una base de patatas, encima los trozos de pulpo, tiraremos pimentón picante (para los que les guste) sinó pimentón dulce para darle un poco de color y finalmente un poco de sal maldon.