La Cuina de la Nnnina

Dvnum

En medio de una de las ciudades más bonitas que hay en Catalunya, Girona, encontramos el restaurante Dvnum.

Es un restaurante de visita obligada para los amantes de la cocina creativa. El Dvnum es un lugar donde solamente sentarte ya te preparan para gozar de una comida, que, según qué menú eliges te puedes estar 4 horas sin parar.

Para mí es el número 1 de los restaurantes que he estado y no me gusta repetir pero cada vez que voy tengo una ilusión y unas ganas locas de saber que nos prepara el chef Jordi Rollán.

Tengo que decir que desde que Jordi está, la cocina del Dvnum ha hecho un giro de 180º.

Producto de temporada, platos innovadores y podríamos decir que atrevidos. Tengo que recalcar que la presentación de los platos es maravillosa.

Capitaneando el Dvnum está Joan Morillo, propietario, director de sala y somelier junto con su esposa Laura Tejero. Joan es un crack como director de sala, va explicando todos los platos con todo detalle y nos comentó que en maridaje de los menús, hacen una selección muy acurada, escogiendo el vino que mejor queda con el producto que comes. Es una labor muy compleja pero cada vez que vamos nos sorprenden!.

En estos momentos están remodelando el restaurante, así que recordaremos aquel restaurante con una sala clásica, sillas majestuosas y carta rompedora.

La primera vez que fuimos, me quedé muy parada, pensé que sería un restaurante «normal», cocina de mercado y un poco caro por el lujo que desprendía, pero cuando vi los platos, pensé, ostras vaya nivel!.

La carta es correcta, no demasiados platos, los justos. Un menú diario por 45 € y un par de menús degustación. El primero es el corto con 10 elaboraciones por 70 € y el segundo es el largo con 13 elaboraciones por 90 €. Se puede hacer maridaje con los menús degustación, lo aconsejo. Los vinos que tienen son de pequeñas bodegas no muy conocidas y muy interesantes.

El servicio es muy amable y próximo como es Joan, una de las cosas que nos gusta del Dvnum es que no son nada estirados y es de agradecer.

Con estas fotos que os avanzo hacemos un paseo por el menú degustación de estrella michelín, aunque de momento no la tienen.

Comerse el ajo

Aquí tenemos 3 tipos de ajo diferentes con unas texturas sorprendentes, de izquierda a derecha encontramos el ajo negro, el ajo tierno y un ajo blanco.

Nabo con «moll de l’ós» i trufa negra
Cabeza de merluza con su pil pil y guisantes lágrima

Tengo que hacer mención de este plato, antes de servírtelo te enseñan la cabeza de la merluza y te explican como lo harán, impresiona verlo pero tienes unas ganas locas de que te sirvan este plato. Para mi fue uno de los mejores.

Nuestra liebre a la Royale

El otro mejor plato fue la liebre. Ya sabemos que la liebre tiene una carne fuerte, un gusto muy potente ya que a parte del hígado y la sangre lleva vino negro, vino dulce, foie, trufa….ésta la verdad no sé que llevaba, pero la carne era muy tierna, como si te comieras una hamburguesa de liebre, nada fuerte, la mejor liebre a la Royale que he comido.

Chuches: recuerdos de la infáncia

Finalizamos con tres postres, uno de ellos estas chuches. Postres muy suaves después de probar 5 pequeñas elaboraciones, 10 entrantes y 3 postres.

En definitiva, un restaurante top de Girona y de Catalunya que vale la pena ir.

image_pdfimage_print
Facebook
Twitter
Pinterest
Pinterest
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *