La Cuina de la Nnnina

POCAVERVONYA BISTRÓ (GIRONA)

En la preciosa ciudad de Girona encontramos un nuevo restaurante. Han abierto hace unos meses, el Pocavergonya Bistró. Un restaurante desenfadado para ir a comer y/o cenar, con amigos, familia o con la pareja. Un restaurante ideal para compartir los platos.

El chef y «pocavergonya» supremo es Sito Manzano. Tuve el placer de ir al restaurante donde trabajaba anteriormente, el Nu, y me captivó. Sito nació en Badalona y Girona lo adoptó. Tiene unos buenos estudios de hostelería y ha trabajado con grandes chefs, como Ferran Adrià o el último Pere Massana, del restaurante Massana con una estrella michelín.

La carta es corta con productos de proximidad, frescos, que son una delícia en la boca. Cocina mediterránea con toques asiáticos, o sea, cocina de fusión, continua con la línea del restaurante Nu.

No os podéis perder el tartar de atún.

Tienen un plato tan bueno como «l’esparrecat» de patata, huevo poché y torta de Casar.

Unas sardinas marinades, aceituna verde del gordal y sorbete de naranja, ¿quien dice que las frutas no combinan con el pescado?

O un pulpo con patata, sobrasada y pimentón de la Vega. Un plato sencillo pero si el pulpo no es fresco o no está bien cocido este plato se va al garete.

Pero uno de los platos que me captivó fue este, un morro de bacalao con espinacas, butifarra negra y menta, no os lo perdáis, la combinación es tremenda!

Para los amantes de la carne os recomiendo la tagliatta de buey gallego con patatas rubias, solamente hace falta mirar la foto, una delícia!

En cuanto a vinos, escogimos ètnic de D.O. Montsant del celler Masroig. Vino negro de un color cereza negra. En nariz es intenso, olor a mermelada de fruta negra. Parece fuerte cuando lo pruebas pero es muy agradable y fresco. La fruta fresca se mantiene en la boca.

El servicio nos gustó, son gente joven, con ganas de trabajar, amable y siempre con una sonrisa en la boca. Tienen cura de que no falte de nada en la mesa pero tampoco son nada empalagosos.

Finalmente los postres, la carta es corta, tienen 5 o 6 postres pero nos apeteció probar unos cuantos, sobre todo el mató con fresas. Postres excelente y muy bien presentados.

Pero también probamos un cheesecake y un tiramisú.

Me hacía mucha ilusión ir al Pocavergonya Bistró y no me decepcionó, un producto de muy buena calidad y una ejecución excelente. De momento las cartas (físicas) ya las han cambiado, ahora la carta tiene más buena presencia y seguro que irán añadiendo platos para podernos deleitar.

 

Precio por persona: entre unos 45-50 €. (incluyendo vino y postres)

 

 

 

 

 

 

image_pdfimage_print
Facebook
Google+
http://lacuinadelannnina.com/index.php/es/2018/10/28/pocavervonya-bistro-girona/
Twitter
Pinterest
Pinterest
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *