La Cuina de la Nnnina

RESTAURANTE LAS TERMAS (Astorga)

En el mes de mayo visitamos Astorga. Nos encantó el centro de la ciudad con aquella catedral tan majestuosa.

Estuvimos mirando sitios para comer y nos decidimos por Las Termas, un restaurante cuya especialidad es el cocido maragato.

Un restaurante rústico, de madera, muy agradable a la vista.

Nos vino la jefa de sala, una chica muy simpática, nos comentó que eran especialistas en el cocido maragato, no teníamos ni idea de lo que era. Nos lo explicó:

De primero 12 partes diferentes del cerdo, como la careta, el morro, el chorizo, panceta… la carne estaba espectacular!

Tengo que decir que este plato era para una persona, ya que yo me decidí para comer algo más “light”.

Y es que no me apetecía comer tanto y pensé, pues voy a coger un pastel de langostinos, pero la jefa de sala me dijo que me pondría mitad de langostinos y mitad de anchoas. Esto es el resultado.

Tengo que decir que habían dos trozos de cada y cuando me acordé de hacer la foto ya me había zampado la mitad.

Los pasteles estaban deliciosos, con una buena textura y un sabor a anchoas y langostinos muy bueno.

Aquel dia no pedimos vino, supongo que estábamos demasiado saturados y nos pedimos unas cervezas.

A continuación vino la segunda parte del maragato, creo que es la más pesada de todas…

Brutal, la verdad es que lo probé y los garbanzos eran buenísimos. Se nota que no eran de bote. Había col, patata y los garbanzos, unas ración.

Mi marido, como un campeón se lo terminó todo. Aún le querían poner más…

Mi segundo plato era muy potente, me pedí una ollita de morro y oreja.

Estaba buenísimo, además el jugo era achorizado.

Hicimos una buena elección, pero yo estaba llena.

El maragato continuaba, faltaba el último plato!

Trajeron una sopera con el caldo, que no había para un plato sinó para llenar  3 platos y lo mejor de todo es que podías repetir de lo que quisieras si querías.

Con toda aquella carne que se había comido estaba claro que el caldo tenía que estar bueno por narices.

Como os podéis imaginar, no pedimos postres, no nos cabía nada más, así que pedimos unos cafés.

Pero antes de los cafés, un digestivo…

Y finalmente los cafés. Fue la nota negativa, habíamos comido muy bien, muy buen producto y para mí el café es el colofón final. El café era de olla, es muy típico de aquella zona y de algunas partes de Galícia. El café no es de máquina sinó que lo hacen con una olla y disuelven el café en agua, te lo sirven en una especie de tetera. No nos gustó nada y es muy aguado.

Las Termas es un restaurante donde comes muy bien. El servicio es excelente. Es un restaurante familiar donde el dueño del restaurante es el padre y la jefa de sala es una de las hijas. Si pasáis por Astorga vale la pena ir.

El precio medio por persona es de 50 €.

image_pdfimage_print
Facebook
Google+
http://lacuinadelannnina.com/index.php/es/2017/07/13/restaurante-las-termas-astorga-2/
Twitter
Pinterest
Pinterest
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *